La lactancia es una conexión que representa lo más bonito de la vida, la maternidad.

Somos Lorena y Denisse, socias fundadoras de Nuvola, amigas desde hace 10 años, que a partir de nuestra experiencia de maternidad y nuestros años de trabajo en diversas industrias, decidimos fundar este proyecto. Estamos convencidas de que es necesaria la existencia de espacios suficientes donde las mujeres puedan vivir libremente su lactancia sin tener que elegir entre las diversas actividades que componen su vida ordinaria y ser mamás. La lactancia nunca debería ser un obstáculo para que la mujer se desenvuelva en ámbitos sociales, políticos y laborales.


Mientras dispongan de buena información y del apoyo de su familia, sistema de salud, entrono laboral y social, prácticamente todas las mujeres pueden amamantar.

La lactancia materna es, así, un tema de responsabilidad social. Es de interés de todos que una madre tenga tiempo y espacio para la lactancia, pues de esto depende también su participación equitativa en los diferentes rubros de su vida.

Si bien se sabe que la lactancia es una actividad natural, muchas veces se le resta importancia, se le pasa por alto o, simplemente, no se le valora. Es tiempo de que, como sociedad global, más sectores se preocupen por preservar el derecho de los niños a ser bien alimentados, y al de sus madres a hacerlo en condiciones dignas y adecuadas.

No es una moda o tendencia. La lactancia es una conexión natural entre una madre y su hijo. Por eso es fundamental que se proteja ese lazo, dentro y fuera de casa.

Descubre cabinas de lactancia cercanas en espacios públicos y corporativos con Nuvola App.